Crónica de una muerte anunciada: la reforma energética
propuesta por el gobierno de Calderón.
Memoria histórica

Mtra. O. Sarahí Ángeles Cornejo

Resumen

Introducción

La reforma energética...

Las cinco iniciativas...

Iniciativa de Nueva...

Decreto...

Conclusiones

PDF


3. La reforma energética propuesta por el gobierno de Calderón

Meses antes de lanzar su propuesta de reforma energética, el gobierno de Calderón puso en marcha una estrategia tendiente a convencer a la opinión pública de la necesidad de abrir la industria petrolera a inversionistas privados, continuando con la forma de privatización de Pemex aplicada por los gobiernos neoliberales precedentes al permitir la entrada de inversionistas privados en las actividades reservadas constitucionalmente a Pemex. En esa estrategia se pueden distinguir tres momentos:

El primer momento de esa campaña gubernamental consistió en difundir tres planteamientos catastrofistas: 1) México ya no tiene reservas de petróleo y solamente durarán 9 años, 2) Pemex no tiene la tecnología para explorar y perforar en aguas profundas del Golfo de México, necesita aliarse con empresas internacionales poseedoras de esa tecnología, 3) Pemex no tiene dinero para llevar a cabo las exploraciones necesarias para encontrar los yacimientos que compensen la caída de las reservas y de la extracción de petróleo.

A partir de estos planteamientos, el gobierno dedujo como conclusión que era necesario que Pemex hiciera asociaciones estratégicas con empresas extranjeros para la explotación del petróleo y realizarán otras actividades clave de la industria petrolera. Estos argumentos del gobierno fueron rebatidos por especialistas reconocidos con las propias cifras oficiales, demostrando que esos planteamientos del gobierno eran falacias. Así:

1. El argumento del gobierno referente a que México solamente tenía reservas de petróleo para 9 años, soslayó la información oficial de Pemex que muestra que el país, además de las reservas probadas que sumaban 11 047 .6 millones de barriles, tiene reservas probables (11,033.9 Mb) y posibles (9 825.3 Mb); en total México ascendían a 33 093 millones de barriles de reservas (PEP-Pemex, 2006), son reservas ya certificadas, cuya duración se estimaba en unos 30 años.

Posteriormente el propio gobierno, en su afán de convencer a la opinión pública de la necesidad de ir a explorar y perforar yacimientos en aguas profundas del Golfo de México, reconoció que el país contaba adicionalmente con recursos prospectivos de alrededor de 29,500 millones de barriles de petróleos, y cuando pesentó la Iniciativa de reforma Energética, en la propuesta de reforma a la Ley Reglamentaria del artículo 27 de la Constitución informó que México contaba con 100 mil millones de barriles.

2. El argumento del gobierno relativo a que Pemex necesitaba aliarse con empresas internacionales por no tener la tecnología para explorar y perforar en aguas profundas, ha sido cuestionado por expertos connotados que estuvieron en Pemex en altos cargos de dirección, quienes afirman que la tecnología se puede rentar o comprar, que es la práctica común de las empresas, incluso de las transnacionales más grandes.

3. El planteamiento gubernamental respecto a que Pemex no tenía dinero para aumentar las reservas y su restitución, no se correspondía con la información oficial de Pemex que muestra que Petróleos Mexicanos es la empresa con mayores ingresos por ventas en el país. En su Anuario Estadístico 2008, Pemex informó que obtuvo ingresos por 104.5 mil millones de dólares en 2007. El problema financiero de Petróleos Mexicanos obedece a que la SHCP tradicionalmente ha aplicado a Pemex un régimen fiscal confiscatorio, en varios años ha sido una carga fiscal superior al 100% de las utilidades de Petróleos Mexicanos: en 1998 fue de 108%, en 2001 y 2005 de 115% (Manzo, 2008), obligando a Pemex a endeudarse para pagar impuestos al gobierno.





Vol. 1, Núm. 0, mayo-agosto/2009, ISSN: en trámite D.R. Dimensión Económica, Revista Digital
Instituto de Investigaciones Económicas-UNAM, Ciudad Universitaria, México D.F.
Se autoriza la reproducción total o parcial de los documentos aquí presentados,
siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica